PARA LA UNESCO LOS VALORES Y LAS COMPETENCIAS SON ESENCIALES

Según Irina Bokova, directora general de la Unesco, fomentar los valores y las competencias es prioritario.

Estaremos todos de acuerdo en que la Educación es esencial y su misión es dar herramientas a las personas para poder desarrollar la capacidad intelectual, moral y afectiva respecto a la cultura y sociedad que los rodea. Los centros educativos son una parte muy importante a la hora de transmitir la educación a sus estudiantes, con resultados mucho más efectivos si se coordinan y se trabajan con proyectos conjuntos “escuela & familia”.

Hoy ya es un hecho confirmado que hay que cambiar el concepto y la idea de educación para dar a los alumnos actuales herramientas efectivas para poder enfrentarse a este futuro tan incierto, tecnológico y muy competitivo que les espera.

La UNESCO, en el informe “Educación para los objetivos de desarrollo sostenible: objetivos de aprendizaje”, publicado en 2017, afirma que:

“Ahora más que nunca la educación tiene la responsabilidad de adaptarse a los retos y las aspiraciones del siglo XXI y fomentar los valores y las competencias adecuados para conseguir un crecimiento sostenible e inclusivo y una convivencia pacífica”.

Irina Bokova, directora general de la Unesco

Y el núcleo de la Agenda 2030 adoptada por la Asamblea General de la ONU en 2015, dice que la educación es esencial y tiene por objetivo:

“desarrollar competencias que permitan a los individuos reflexionar sobre sus acciones, teniendo en cuenta los impactos sociales, culturales, económicos y medioambientales que tendrán ahora y en el futuro desde una perspectiva local y mundial”

Por lo tanto ya es una preocupación de las autoridades mundiales la de formar y trabajar, no sólo la parte académica en el formato que la conocemos actualmente y que en pocos años gran parte de esta formación que reciben hoy nuestros alumnos / hijos será obsoleta, sino sobre todo la parte competencial, valores o Soft Skills, que hará que estos mismos alumnos / hijos sean eficientes y competitivos en el mercado laboral que les depara.

En Aim Solo hace más de 10 años que estamos trabajando en este sentido, proponiendo proyectos de Open Innovation y Family Innovation a los centros educativos y familias para preparar a los jóvenes en competencias clave y transversales como pueden ser el pensamiento crítico, el autoconocimiento, flexibilidad, adaptación y autonomía; acompañándolos y asesorándolos con una orientación permanente desde que se inician en el sistema educativo hasta que se incorporan al mercado laboral.