¡¡NO SÉ QUÉ SEGUIR ESTUDIANDO!!

Saber con certeza lo que quieres estudiar es difícil. La elección de los estudios superiores es un momento de gran tensión para muchos jóvenes. El miedo a tomar la decisión equivocada, el no saber qué estudiar y lo que implica esta decisión en tu futuro, son sólo algunas de las preocupaciones más comunes. El 92% de los jóvenes que tienen que escoger los estudios se encuentran en la misma situación que tú. Por ello es imprescindible darle la importancia que se merece a esta decisión.

 

Sé proactivo, no dejes para el último minuto la decisión

Si quieres tener claro qué estudiar debes dedicarle tiempo y atención en tomar esta decisión, no es una decisión fácil ni vendrá sola. Debes investigar las profesiones, preguntar a expertos, visitar universidades, averiguar qué es aquello que se te da mejor.

 

Piensa en la profesión, no en los estudios superiores.

Los estudios son un puente que hay que cruzar para llegar a la profesión. Estarás estudiando 2, 4 o 6 años, pero a la profesión te dedicaras el resto de tu vida. Por tanto, piensa en la profesión y después mira qué itinerario formativo requiere esa profesión. No habrá la carrera o el ciclo formativo ideal, habrá cosas que te gustaran más y otras que te gustarán menos, pero el objetivo es conseguir acceder a la profesión que sí se te dará bien y te hará feliz.

 

¿Hay que tener en cuenta la salida que tienen los estudios?

Evidentemente hay que ser práctico en este sentido y averiguar cuáles serán las profesiones del futuro que tendrán más posibilidades de encontrar trabajo. Es interesante buscar de esas profesiones cuáles serán las que mejor encajan contigo para poder acceder a un trabajo que se te dé bien, te haga feliz y te puedas ganar la vida.

A pesar de ello, no podemos saber con total certeza cuáles serán las profesiones con las que nos podremos ganar mejor al vida dentro de 6 u 8 años. Nadie nos puede garantizar el salario de un puesto de trabajo. Lo que sí sabemos es que si hacemos aquello que mejor se nos da, seremos buenos en nuestro puesto de trabajo, podremos aportar las soluciones que las empresas nos pidan y por tanto estas empresas nos contrataran.

 

 Tú eres tú.

Otro de los errores que a menudo se hacen a la hora de escoger los estudios es escoger por lo que hacen los amigos, o porque la universidad está cerca de casa o porque mi padre es abogado, yo seré abogado.

Tú eres tú y debes elegir por lo que tú eres. Volvemos a repetir lo mismo, identifica qué es aquello que se te da mejor, investiga cómo eres y cómo se puede utilizar esto en el mundo laboral. Es posible que te aparezcan propuestas que nunca has pensado.

Tú eres quien vivirá tu vida, no lo harán tus amigos, ni tus padres ni tus hermanos, por tanto concéntrate en ti.

¡¡Ahora bien!! en esta decisión tan importante deben ayudarte las personas que están más cerca de ti, es decir tus padres. De hecho es una decisión que deberías consensuar entre todos ya que tu formación es un proyecto de familia donde, sobre todos tus padres, te deberán ayudar y apoyar.

 

Te podemos ayudar.

Si no saber qué estudiar ni por dónde empezar, en AIM SOLO, te ayudamos a ti y a tu familia a tomar una de las decisiones más importantes de tu vida. Identificamos tu talento, definimos tu ADN profesional, mediante tecnología muy avanzada lo comparamos con las más de 1.300 profesiones que existen y te proponemos las que más encajan según tu perfil. Dibujamos el itinerario académico necesario para acceder a estas profesiones, hacemos métricas intelectuales teniendo en cuenta tus notas y las proyecciones y te acompañamos hasta que tú tomes la decisión.

No hacemos un simple test ni te agobiamos con un montón de información genérica. Somos expertos en orientación académica y profesional y te propondremos tus propuestas que encajan en tu perfil para garantizar tu éxito.